Como poner a punto nuestra calefaccion

El otoño ya llegó y con él llegarán los primeros días de frío. Pero antes de que cambio de calderalleguen esos días debemos preparar nuestro sistema de calefacción para no llevarnos la sorpresa de que no funcione o que no funcione correctamente.

Empecemos a poner a punto la calefacción

Si tenemos una caldera individual ya sea del tipo que sea, tenemos que Caldera presionasegurarnos que la presión de agua del circuito de radiadores está en el nivel óptimo. Debería estar entre 1,2 y 1,5 bar de presión, dependiendo también de las marcas, ya que algunas aconsejan un determinado valor específico.

Si nos encontramos la caldera con un valor muy bajo, aparte de subir la presión y dejarla en el nivel correcto, no sería mala idea ver si tenemos alguna fuga de agua Radiador goteopor algún elemento de nuestro sistema de calefacción. Si nos encontramos algún tipo de oxidación en algún radiador o en algún tipo de tubería o llaves del radiador, sería aconsejable repararlo. Reparar una fuga a tiempo nos evita problemas y gastos innecesarios.

Comprobaremos ahora que las llaves de corte de los radiadores estén abiertas. No nos alertemos en un primer momento de que un radiador no funciona, miraremos que esté la llave de paso abierta.

Otro aspecto que debemos tener en cuenta es el purgado de los radiadores. Un radiador que tiene aire en su interior no calienta. Por eso procederemos a abrir el purgador del radiador y sacar el aire que pudiera tener. Si en un primer momento sale agua por nuestro purgador lo cerraremos y daremos por purgado el radiador.

Una vez concluido el proceso de purgado examinaremos  el termostato. Comprobaremos que al subir la temperatura del termostato nuestra caldera se pone en marcha. En algunos termostatos analógicos suele suceder que entre polvo en su interior y a la hora de conectarse, los bornes no hagan contacto y no envíen la señal a la caldera para su puesta en marcha. Si el termostato es digital haríamos la misma operación y también comprobaríamos que temperatura y horarios tenemos programados.

Y por último, y no menos importante, haber realizado una revisión a nuestra caldera por un técnico cualificado. Tener la caldera limpia y revisada nos proporciona un menos consumo y un mayor rendimiento de nuestro sistema de calefacción.

Como se ve, estos sencillos pasos no nos va a costar más de 5 minutos de nuestro tiempo y después de todo esto, no queda más que esperar que venga el frío y empezar  a utilizar nuestra calefacción y estar confortablemente en nuestra vivienda,  con nuestra familia o amigos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.